Responsabilidad Social Corporativa en la empresa privada

Responsabilidad Social Corporativa en la empresa privada

Hoy queremos hablaros de la Responsabilidad Social Corporativa y su nivel de importancia en las empresas privadas, en el espectro que engloba desde las multinacionales hasta las PYMES.
La Responsabilidad Social Corporativa, RSC para abreviar, es el conjunto de ideas y acciones que diseñan y ponen en marcha las empresas para que las acciones que realizan repercutan positivamente en la sociedad. Bajo el manto de la responsabilidad, la ética, el sentido común y la ecología, cada vez son más las empresas que toman la RSC como un elemento clave a la hora de actuar en el día a día.

El modelo más utilizado por las empresas para valorar su acciones de RSC y encontrar si éstas aportan fines positivos es el del triple resultado. Se valoran los beneficios económicos, el beneficio social y el resultado ambiental. Estas tres premisas tienen relación entre ellas y podemos concluir en que no se concibe que la empresa genere beneficios económicos si el impacto al medio ambiente ha sido desastroso para conseguirlo, o se ha maltratado el contexto social para conseguirlos.

La doble ganancia que obtiene la empresa que invierte en RSC es la de luchar contra un sistema caduco y preestablecido que a ojos de la sociedad comienza a estar en declive ya que entre todos, clientes y empresas, debemos dar una vuelta de tuerca para al final salir ganando en las dos partes. La imagen que recibe el cliente de la empresa que valora la RSC se transforma en una mayor fidelidad a la marca, a la par que la empresa se asegura de no perder ganancias pagando el incumplimiento de las normas que se precisan para desarrollar su actividad laboral.
Además, una empresa que invierta en RSC siempre va a contar con un equipo de trabajo más ilusionado, activo y en concordancia con los valores de la marca, resultando ser un espacio atractivo para los trabajadores con más talento dentro del sector donde esté ubicada.
La reputación hará que destaquen entre las empresas competidoras, ganando terreno en el ámbito social y generando una excelente publicidad que vendrá dada por todas las acciones de RSC que realicen.

Pese a todos los beneficios, debemos de tener en cuenta que los resultados no van a ser inmediatos, pero llegarán tarde o temprano siempre que focalicemos correctamente los objetivos y nos los creamos. Es decir, la sinceridad con el cliente y la propia dirección de la empresa a la hora de aplicar RSC es un factor clave para mostrar unas campañas serias y que resulten rentables.

Lxs que nos conozcáis, sabréis que somos unxs amantes de este concepto que cada vez está cobrando más fuerza, en el que junto a nuestrxs clientes, trabajamos por vivir en un mundo donde el trabajo social, los derechos de las mujeres, la ecología y en definitiva los valores sociales justos, sean palpables en el día a día de las diferentes comunidades en las que nos desenvolvemos.

Montse Estevez

montseestevez47@gmail.com
No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.