Fashion Revolution

Fashion Revolution

Texto de Nekane Arostegi, estudiante del MBA de la UNIR y becaria en Vacuum Media Studio

El 24 de abril de 2013 se derrumbó el Rana Plaza, un edificio de ocho plantas que albergaba talleres textiles, ubicado a 29 kilómetros de Dacca, capital de Bangladesh. La tragedia terminó con la vida de 1.135 trabajadores dejando otros 2.500 heridos, la gran mayoría mujeres y niñas. Tras esta noticia, Carry Sommers, diseñadora la de maraca Pachacuti y pionera en lo que conocemos como ethical fashion empezó a preguntarse cómo evitar esta situación. Un día se juntó con unas amigas, las activistas de la  moda sustentable Orsola de Castro y la periodista Lucy Siegle, y así nació el FASHION REVOLUTION DAY. Un día para canalizar la preocupación por la situación de la industria de la moda y no permitir el olvido de las víctimas de Rana Plaza. 

Hoy día es un movimiento social integrado en más de 66 países, que tiene como fin conocer el verdadero precio de la moda.  “Si queremos crear un futuro más sostenible, es necesario conocer el verdadero precio de la moda y su impacto en todas las etapas del proceso de producción y consumo, y visibilizar a los productores reales conociendo en qué condiciones trabajan”, explicó Carry Sommers.

La pregunta que se lanza desde el Fashion Revolution Day es “¿Quién hizo mi ropa?”. Una pregunta supuestamente fácil de responder, pero un reciente informe de moda en Australia señala que el 61% de las marcas no informa de dónde se hicieron las prendas y el 93% no sabían de dónde procedían las materias prima.

ALBOKA es una marca que nace en Colombia para concienciar sobre este tema, trabaja con grupos demográficos en situación de exclusión social, dando así oportunidades reales de trabajo, y pensada para viajeros. En ALBOKA es importante quién y cómo se hacen la prendas resaltando y no olvidando valores como la ética, la responsabilidad social y la transparencia.

Desde ALBOKA, marca con la que Vacuum Media Studio colabora activamente y forma parte desde su fundación, abogamos por la claridad en el sector textil porque nos encanta la moda, pero no queremos que la ropa vulnere los derechos laborales de las mujeres, fomente la esclavitud infantil, y siga contaminando sin piedad el mundo en el que vivimos. ALBOKA puede encontrarse en los hoteles Selina de Colombia como proyecto demo, pero podéis seguir su perfil de Instagram para conocer más sobre esta marca de ropa que promueve la moda ética. 

La industria está empezando a cambiar pero el camino aún es largo, y por eso es importante concienciar a nuestras generaciones más jóvenes de que el cambio es posible, y todo empieza por generar conciencia. ¿Te sumas al cambio?

Montse Estevez

montseestevez47@gmail.com
No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.