El continente de plástico

El continente de plástico

El ser humano podría ser mucha mejor especie de lo que hemos sido hasta la fecha.

Lo que no deja de sorprendernos es la magnitud del daño que estamos provocando a la Naturaleza, siendo una herida que se hace cada vez más grande con el paso de los años y la irresponsabilidad de las generaciones pasadas, actuales y venideras.

Desforestación, pérdida de de biodiversidad, cambio climático… Son muchos los frentes contra los que luchar, pero hoy queremos centrarnos en la abominable consecuencia del uso desmesurado de plásticos en nuestro día a día. Si nos ponemos a observar detenidamente, ¿cuántos productos tenemos a nuestro alrededor y utilizamos en nuestra vida diaria fabricados en plástico? Desde objetos y utensilios, a envases de usar y tirar que provocan consecuencias irreversibles en nuestro planeta.

De un tiempo a esta parte, la gran mayoría de la sociedad ha visto el último monstruo engendrado por el ser humano: la isla flotante de basura que habita en el Pacífico.

Now Thats Nifty

Esta abominación es consecuencia del vertido exagerado de plásticos y basura al mar. Por mucho que nos empeñemos en reciclar, muchos de ellos no se llegan a reducir y terminan también formando parte de la basura oceánica.

Esta isla de basura flotante ocupa una superficie que engloba entre 700 mil y 15 millones de kilometros cuadrados, formada por deshechos, basura y, lo que más abunda, restos milimétricos de plástico que terminan acumulándose.

El 80% de la basura, se estima que proviene de zonas terrestres, mientras que el 20% proviene de los barcos que transitan por el mar. Debido a un vórtice formado por corrientes oceánicas, los deshechos van poco a poco girando y juntándose en un mismo punto hasta formar una isla del tamaño de un continente. Esto provoca que la fauna marina, al confundir las partículas de plástico con zooplancton, lo consuma y afecte tanto a aves marinas, como a animales de mar (por ejemplo las medusas lo consumen en altas cantidades y luego son comidas por especies más grandes). Además, estos residuos contaminan el agua con bifenilos, policlorados y demás elementos nocivos.

Revista Selecciones México

Por ende, hemos llegado a un punto que el plástico está tan presente que incluso los pescados de consumo humano cuentan con pequeñas partículas en sus estómagos.

En el año 2008, se decidió poner remedio fundando la Environmental Cleanup Coalition (ECC) para limpiar el Pacífico con una flota de barcos modificados con el objetivo de recoger los residuos, restaurarlos y reciclarlos.

Desde la superficie terrestre, nuestra labor es la de reciclar siempre que podamos, luchando contra la contaminación y sobre todo, evitando y disminuyendo el uso que hacemos del plástico. Por un planeta mejor, es hora de que todxs nos pongamos las pilas y luchemos unidxs por alargar la vida de la Tierra.

Marc Espí

marc@vacuummediastudio.com
No Comments

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.